Telechargé par Francisco Antonio Vicent Pacheco

2m. auge publicacio logopedia019w

publicité
Visión y aprendizaje (II):
Detecciión de disfunciones
visuales y de escucha
Montserrat Augé*, Marta Fransoy**, Lluïsa Quevedo***
*Licenciada en Psicología, Diplomada en Óptica y Optometría (col. nº 3714)
** Diplomada en Óptica y Optometría (col. 4965) y Terapeuta de Escucha ( Tomatis E-08-36-05)
*** Doctora en Psicología, Diplomada en Óptica y Optometría (col. nº 3867)
Departament d´Òptica i Optometria. Universitat Politècnica de Catalunya
Departamento de Ingeniería Química, UPC
[email protected]
7UDVODFODVLÀFDFLyQ\GHVFULSFLyQGHODVLQWRPDWRORJtDSUHVHQWDGDHQHOSULPHUDUWtFXORHQHVWH
Q~PHURHQIDWL]DPRVODLPSRUWDQFLDTXHHQHOFRUUHFWRSURFHVRGHODOHFWRHVFULWXUDWLHQHOD
LQWHJULGDGItVLFD\IXQFLRQDOGHWUHVVLVWHPDVGHORUJDQLVPRHOYLVXDOHODXGLWLYR\HOPRWRU
$VtPLVPRUHYLVDPRVORVWHVWVPiVLPSRUWDQWHVSDUDHYDOXDUHOQLYHOGHLQWHJUDFLyQGHORVWUHV
VXEVLVWHPDVPHQFLRQDGRV
3DODEUDVFODYHV'LUHFFLRQDOLGDGGLVFULPLQDFLyQYLVXDO\DXGLWLYDLQWHJUDFLyQPRWRUDODWHUDOLGDG
PHPRULDYLVXDO\DXGLWLYDSHUFHSFLyQYLVXDOSURFHVDPLHQWRGHODLQIRUPDFLyQYLVXDO\GHHVFXFKD
240
Introducción
En la sociedad del conocimiento, una de las
KDELOLGDGHVSULPRUGLDOHVHVHOSURFHVDGRHÀFD]GH
ODLQIRUPDFLyQSDUDJDUDQWL]DUHODSUHQGL]DMH\D
que la ubicación profesional y social depende en
gran medida del nivel y calidad de la formación
recibida e integrada.
(OXVRJHQHUDOL]DGRGHODVWHFQRORJtDVGHODLQformación y de la comunicación exige al sistema
visual un nivel mayor de rendimiento que la lectoescritura tradicional. El uso del ordenador como
LQVWUXPHQWRGHWUDEDMRHVFRODUGHFRPXQLFDFLyQ
entre los amigos (correo electrónico, Messenger,
facebook..), es ya un hecho aceptado por padres
\PDHVWURV3RURWURODGRODVKRUDVGHMXHJRHQ
espacios abiertos han estado sustituidas per horas
de “PlayStation”, “Wii”, “XBox”, etc. Es decir, que
los estudiantes pasan muchas horas estimulando y
estresando el sistema visual y de escucha.
3RUHOORHVWDQLPSRUWDQWHJDUDQWL]DUODSOHQD
funcionalidad de los sistemas involucrados en
HO SURFHVR GH DSUHQGL]DMH YLVXDO GH HVFXFKD \
motor, principalmente15 ÀJXUD SDUDHYLWDUHO
IUDFDVR HVFRODU \ DOFDQ]DU HO QLYHO GH HMHFXFLyQ
requerido 2, 11.
Fig. 1. Proceso sensorial y motor en el aprendizaje escolar14
Como es sabido, las actividades escolares implican pasar mucho tiempo en visión próxima, lo
que requiere de unas buenas habilidades visuales
y perceptuales que permitan leer rápidamente,
comprendiendo bien lo que se lee. Cuando hay
problemas en el procesamiento de la informaFLyQYLVXDOORVQLxRVQHFHVLWDQPD\RUHVIXHU]R\
concentración, lo que se traduce en una falta de
atención y/o motivación para la lectura y escritura, y una pobre comprensión lectora. Y a largo
SOD]RSXHGHQOOHJDUDOIUDFDVRHVFRODU6HHVWLPD
que de un 10 a un 15% de los niños presentan
16
1er trimestre 2011
SUREOHPDV GH DSUHQGL]DMH UHODFLRQDGRV FRQ XQ
SUREOHPDGHHÀFDFLD\RSHUFHSFLyQYLVXDOVHJ~Q
XQHVWXGLRUHDOL]DGRSRUOD)XQGDFLRQGHO,QVWLWXWR
GH&LHQFLDV9LVXDOHVGH0DGULG )XQGDFLyQ,1&,9,
2006) 1, 12, 14,.
dĂďůĂ /͘ &ƵŶĐŝŽŶĞƐ ůŝŶŐƺşƐƟĐĂƐ͗ /ŶƚĞŐƌĂĐŝſŶ
ǀŝƐƵĂůͲĂƵĚŝƟǀĂͲŵŽƚŽƌĂ
5HODFLyQHQWUHHVFXFKD\DSUHQGL]DMH
1,9(/
5(35(6(17$7,92
Como se ha dicho, además del sistema visual, en
el proceso de lecto-escritura intervienen el sistema
auditivo, con la función de escucha, y el sistema
motor, puesto que leer requiere de la integración
YLVXDODXGLWLYDRUDO VH DVRFLD XQ JUDIHPD D XQ
fonema y se pronuncia. Así, la escritura, ya sea por
copia o por creación se produce por la integración
GHORVVLVWHPDVYLVXDODXGLWLYR\PRWRUDGHPiVGH
asociar el grafema al fonema (porque lo vemos o
YLVXDOL]DPRV KD\TXHFRRUGLQDUHOPRYLPLHQWRGH
la mano al escribir para reproducirlo en papel o en
un teclado 3,4,8. Y en el caso de la lectura, además
de asociar grafema-fonema, hay que coordinar el
sistema audiofonador para emitir el sonido. En el
caso del dictado, la integración se produce entre
el sistema de escucha y el motor.
Por ello, entre los tres subsistemas debe
haber, lógicamente, una integración perfecta a
nivel cerebral porque la información sensorial
que llega desde cada uno de estos canales
debe ser analizada a tiempo y contrastada
con los otros (tabla 1), y de esta coordinación
surge una información de orden superior: el
lenguaje oral, la orientación espacial (que
depende básicamente de la integración vestibular de las aferencias visuales, auditivas
\ SURSLRFHSWLYDV \ OD GHFRGL¿FDFLyQ GH ORV
símbolos escritos (grafemas), fonemas, silabas, palabras… Cuando la función es óptima
en estos dos niveles se puede conseguir la
habilidad de la lecto-escritura, ya en un tercer
nivel de complejidad 5, 6, 9, 12 ¿JXUD NIVEL
AUTOMÁTICO
&$1$/
AUDITIVO-VERBAL
&$1$/9,6202725
&RPSUHQVLyQDXGLWLYD
$VRFLDFLyQDXGLWLYD
([SUHVLyQYHUEDO
&RPSUHQVLyQYLVXDO
$VRFLDFLyQYLVXDO
([SUHVLyQPRWRUD
,QWHJUDFLyQJUDPDWLFDO
,QWHJUDFLyQDXGLWLYD
0HPRULDDXGLWLYD
,QWHJUDFLyQYLVXDO
0HPRULDYLVR
PRWRUD
Para evaluar el grado de integración de estos
tres subsistemas, los optometristas utilizamos
diversos tests:
‡9$'6 YLVXDODXGLWLYHGLJLWVV\VWHP .RSSLW]
1981) que consta de cuatro partes en las que se
XWLOL]DQ FRPR HVWtPXORV VHFXHQFLDV QXPpULFDV
con dígitos del 1 al 9. El niño repite oralmente o
escribe las secuencias de la memoria.
Permite valorar distintas vías de entrada y de
salida de la información: visual–oral (repetición
de dígitos presentados visualmente), visualescrita (escribir los números que ha visto),
auditiva-oral (repetición de los dígitos presentados oralmente), auditiva-escrita (escribir los
números que ha escuchado), determinando la
capacidad de integrar la información visual y
auditiva recibida y su correspondiente respuesta
oral y escrita 7.
Fig. 2. La lecto-escritura como proceso complejo emergente de tercer
nivel de complejidad
Fig. 3. Dígitos utilizados en el test VADS
‡$9,7 DXGLWLYHYLVXDOLQWHJUDWLRQWHVW %LUFK\
Belmont, 1965). Esta prueba consiste en un patrón
auditivo-visual correspondiente a una tarea en la
que el examinador produce un patrón auditivo
que el paciente debe relacionar con un patrón
visual espacial (patrones de puntos impresos).
(YDO~D OD FDSDFLGDG GHO QLxR SDUD LJXDODU OD
distribución temporal de un estimulo auditivo a
la distribución espacial de un estímulo visual 3.
‡90, YLVXDOPRWRULQWHJUDWLRQ Beery, 1989).
/DSUXHEDSUHVHQWDGLEXMRVGHIRUPDVJHRPpWULFDVGLVSXHVWDVGHPHQRUDPD\RUFRPSOHMLGDG
17
240
1er trimestre 2011
7DEOD,,(YDOXDFLyQGHOGHVDUUROORGHOQLxRD
QLYHOSRVWXUDOVHQVRULDO\PRWRU
Fig. 4. Respuesta visual del test AVIT
La tarea del niño es copiar estas formas.
Valora la Integración de la capacidad de procesamiento de la información visual con movimientos
PRWRUHVÀQRV2.
)DVHVGHOSURFHVRGHDSUHQGL]DMH
GHODOHFWRHVFULWXUD
6HJ~QODVFDSDFLGDGHVGHOQLxRHQFDGDQLYHOGH
desarrollo, podemos diferenciar dos estadios en el
DSUHQGL]DMHGHODOHFWRHVFULWXUDSULPHURHOQLxR
aprende a leer y, a partir de los 7-8 años leerá
para aprender. Esto supone que, en un primer
estadio tenemos un procesado de información
secuencial (controlado), que implica al sistema
parvocelular, y en el segundo estadio, un procesado global (paralelo) que se relaciona con el
VLVWHPDPDJQRFHOXODUSDUDH[WUDHUHOVLJQLÀFDGR
de las oraciones 5, 9, 13.
7DEOD,,,5HODFLyQGHODYLVLyQ\HOOHQJXDMHHQ
ODOHFWXUD
En la tabla III se evidencias que el sistema de
escucha (entendida como la audición asociada a
la atención con el propósito de extraer información del mensaje) debe ser plenamente funcional.
La visión y la escucha pueden considerarse
procesos análogos, si los analizamos desde
el punto de vista de sus cualidades intrínsecas
como se muestra en la tabla IV.
La visión prepara para la acción, mientras que
la escucha es la puerta de la conciencia. El sistema
visual podría ayudar a discriminar sonidos que
son difíciles de diferenciar (las personas sordas
OOHYDQ DO H[WUHPR HVWD YHQWDMD FXDQGR OHHQ ORV
ODELRV \WDPELpQSRGUtDVHUYLUFRPRXQDIRUPD
Fig. 5. Dibujos utilizados en el test VMI de distinta complejidad
240
Proceso de desarrollo del niño
Dado que el desarrollo motor (de 0 a 7 años)
está estrechamente relacionado con el desarrollo visual (de 0 a 8 años), y el dearrollo de la
escucha, es necesario conocer que bloqueos o
interferencias se han producido en este proceso
para entender las dificultades visuales 5, 6, 8. El
H[DPHQYLVXDOGHOGHVDUUROORVHVLQWHWL]DHQOD
tabla II.
18
1er trimestre 2011
7DEOD,99HUHVDRtUORTXHPLUDUDHVFXFKDU
cómo iniciar el tratamiento, con la terapia visual
o la de escucha. 16,17
%LEOLRJUDItD
$XJp04XHYHGR/O $OWHUDFLRQHVHQHOSURcesamiento de la información visual. Ver y oír, 233, 95-99
%HHU\.( 7KH'HYHORSPHQWDO7HVWRI9LVXDO0RWRU
,QWHJUDWLRQUG(G&OHYHODQG0RGHUQ&XUULFXOXP3UHVV
%LUFK+*%HOPRQW/ $XGLWRU\YLVXDOLQWHJUDtion, intelligence and reading ability in school children.
Perceptual Motor Skills, 20, 295-305.
4. Campbell, R., (2008), The processing of audio-visual
VSHHFK HPSLULFDO DQG QHXUDO EDVHV 3KLORVRSKLFDO 7UDQVDFWLRQVRIWKH5R\DO6RFLHW\%%LRORJLFDO6FLHQFHV
1001-1010.
)HUUp-\$ULEDX( (OGHVDUUROORQHXURIXQFLRQDO GHO QLxR \ VXV WUDVWRUQRV 9LVLyQ DSUHQGL]DMH \ RWUDV
IXQFLRQHVFRJQLWLYDV%DUFHORQD/HERQ
,QVWLWXWR 0pGLFR GHO 'HVDUUROOR ,QIDQWLO (O
GHVDUUROOR GH OD ODWHUDOLGDG LQIDQWLO 1LxR GLHVWUR]XUGR
%DUFHORQD/HERQ
.RSSLW](0 7KHYLVXDODXUDOGLJLWVSDQWHVW
IRUVHYHQWKJUDGHUVDQRUPDWLYHVWXG\-RXUQDORI/HDUQLQJ
Disabilities,14, 93–95.
/DQH.$ 'HYHORSLQJ2FXODU0RWRUDQG9LVXDO
3HUFHSWXDO6NLOOV6W/RXLV0RVE\
9. Martín Lobo, M.P. (2003). La lectura. Procesos neuropVLFROyJLFRV%DUFHORQD/HERQ
10. Scheiman, M.M.y Rouse, M.W. (2006). Optometric
Management of Learning Related Vision Problems. St.
/RXLV0RVE\
11. Shute RH. (1991). Psychology in Vision Care. PhiladelSKLD%XWWHUZRUWK+HLQHPDQQ
12. Solan, H.A., Scheiman, M.M., Rouse, M.W. (1994).
2YHUYLHZRIOHDUQLQJGLVDELOLWLHV2SWRPHWULF0DQDJDPHQW
RI/HDUQLQJ5HODWHG9LVLRQ3UREOHPV6DQW/RXLV0RVE\
8QVZRUWK & &RJQLWLYH DQG SHUFHSWXDO G\Vfunction. A clinical reasoning approach to evaluation and
LQWHUYHQWLRQ3KLODGHOSKLD)$'DYLV&R
14. Vergara, MP. (2008). Tanta inteligencia, tan poco rendimiento ¿Podría ser la visión la clave para desbloquear su
DSUHQGL]DMH"0DGULG*UiÀFDV&H\GH
/ySH]-XH]0- ¢3RUTXp\RQRSXHGR")XQGDPHQWRV ELROyJLFRV GH ODV GLÀFXOWDGHV GH $SUHQGL]DMH
0DGULG5*$UWHV*UiÀFDV6/
9HUYRRUW-7KH,PSURYHPHQWRI6HYHUH3V\FKRPRWRU
DQG 1HXURORJLFDO '\VIXQFWLRQV 7UHDWHG ZLWK WKH 7RPDWLV
$XGLR3V\FKR3KRQRORJ\0HWKRG0HDVXUHGZLWK((*%UDLQ
0DSDQG$XGLWRU\(YRNHG3RWHQWLDOV-RXUQDORI1HXURWKHrapy, vol 11, nº4, pp 37-49
17. Tomatis, A. 9 meses en el paraíso. Historias de la vida
prenatal. (3ª ed. 2001). Barcelona. Biblària colección
didascálica
de redundancia, de modo que el estímulo visual
LQFUHPHQWDUtDODFRQÀDQ]DVREUHHOPHQVDMHSHUFLELGRDWUDYpVGHOVLVWHPDDXGLWLYR6LGRVVLVWHPDV
independientes apuntan a la misma solución
HQWRQFHVSRGHPRVFRQÀDUPiVHQHOODTXHVLVyOR
uno de ellos la valida. Otra prueba de esta integración entre sistemas es que, cuando una persona
ve a otra que está hablando pero no la puede oír,
HQVXFHUHEURQRVyORVHDFWLYDODFRUWH]DYLVXDO
ODTXHUHVSRQGHDORTXHVXVRMRVHVWiQYLHQGR VLQRTXHVHDFWLYDWDPELpQODFRUWH]DDXGLWLYD DXQ
cuando no está escuchando nada) 4, 12.
La evaluación del la funcionalidad de la escucha
VHUHDOL]DHQGRVHWDSDVHQXQSULPHUOXJDUHVFRQveniente conocer el resultado de la audiometría
WRQDOSDUDGHVFDUWDUGHÀFLHQFLDVItVLFDVHQHOVLVWHma auditivo, y mediante el test Tomatis de audiopsico-fonología, se explora la funcionalidad del
sistema auditivo en cuanto a la función de escucha
propiamente dicha que en ausencia de problemas
en la gestación, debe estar plenamente instaurada
DSDUWLUGHOFXDUWRPHV\PHGLRGHHPEDUD]R(O
feto oye, y este estímulo es el que primordialmenWHLPSXOVDODRUJDQL]DFLyQQHXUROyJLFDHQODYLGD
prenatal. Por ello es tan importante recoger en la
anamnesis o historia vital, todos los pormenores
del proceso de gestación. Para ello es muy util
acompañar al cuestionario de síntomas visuales,
un cuestionario de habildades de escucha, que nos
SHUPLWHMXQWRFRQHOUHVXOWDGRGHOWHVW7RPDWLV
asociar el origen del problema de lectoescritura al
sistema visual, al de escucha o al motor. A partir de
esta intervención multidisciplinar puede decidirse
19
240
1er trimestre 2011
Téléchargement
Explore flashcards